(FUENTES: Ahmed Tawakol, M.D., co-director, Cardiac Imaging Trials Program, Massachusetts General Hospital and Harvard Medical School, Boston; Michael Blaha, M.D., M.P.H., associate professor of cardiology and epidemiology, and director of clinical research, Johns Hopkins Ciccarone Center for the Prevention of Heart Disease, Baltimore; Oct. 2, 2013, Journal of the American College of Cardiology, online)

Unos medicamentos para el colesterol también podrían ser beneficiosos para las encías- healthfinder.gov

Skip Navigation

Unos medicamentos para el colesterol también podrían ser beneficiosos para las encías

Un estudio halla que las estatinas reducen la inflamación de las encías

Por Serena Gordon
Reportero de Healthday

MIÉRCOLES, 2 de octubre (HealthDay News) -- Las estatinas que toma para el corazón podrían tener un beneficio inesperado: ayudan a reducir la inflamación de las encías, según una investigación reciente.

Usando técnicas avanzadas de imaginología, los investigadores pudieron ver que cuando las personas con enfermedad de las encías tomaban unas dosis más altas de los fármacos para reducir el colesterol, que se recetan comúnmente, la inflamación de las encías se reducía.

Durante el estudio de 12 semanas, los investigadores también buscaron evidencia de inflamación o endurecimiento de los vasos sanguíneos (enfermedad aterosclerótica) en los voluntarios del estudio, y hallaron que la reducción en la inflamación de las encías se correlacionaba con una mejor salud de los vasos sanguíneos.

"Hay una cantidad en aumento de literatura que vincula la enfermedad de las encías con la enfermedad aterosclerótica. En nuestro estudio, los beneficios de las encías se correlacionaban con los beneficios en las arterias", aseguró el autor principal del estudio, el Dr. Ahmed Tawakol, codirector del Programa de Ensayos de Imágenes Cardiacas del Hospital General de Massachusetts y de la Facultad de Medicina de la Universidad de Harvard, en Boston. "Las personas con [enfermedad de las encías] y enfermedad aterosclerótica probablemente deban tener mucho más cuidado y tratar su enfermedad de las encías".

El estudio aparece en línea el 2 de octubre en la revista Journal of the American College of Cardiology. La financiación fue provista por Merck and Co., una compañía farmacológica que no produce la estatina utilizada en este estudio.

Actualmente, las estatinas se recetan para reducir los niveles del colesterol "malo", también conocido como colesterol LDL. Cuando hay un exceso de LDL, puede comenzar a acumularse en las paredes de los vasos sanguíneos, llevando a un endurecimiento de las arterias.

En EE. UU., más de 30 millones de personas toman estatinas, y hasta 200 millones de personas de todo el mundo toman estos fármacos para reducir el colesterol, según un editorial que acompaña al estudio en la revista. La enfermedad periodontal (o enfermedad de las encías) afecta a casi la mitad de los adultos de EE. UU.

Según el autor del editorial, el Dr. Michael Blaha, director de investigación clínica del Centro Ciccarone para la Prevención de las Enfermedades Cardiacas de Johns Hopkins en Baltimore, un "flujo constante de datos" muestra que las estatinas ofrecen beneficios más allá de sus propiedades para la reducción del colesterol.

"Hay tres grandes categorías en la forma en que las estatinas probablemente ejerciten sus efectos: al reducir el LDL, al reducir la inflamación y al modular la placa", comentó Blaha.

El estudio actual respalda la idea de que las estatinas pueden reducir la inflamación. Incluyó 83 adultos que tenían factores de riesgo, o que ya sufrían, de aterosclerosis. Se asignaron al azar a tomar 10 u 80 miligramos de una estatina llamada atorvastatina (de marca Lipitor) durante tres meses.

Todos se sometieron a imágenes al inicio del estudio, y una vez más a las cuatro y a las doce semanas.

Al final del estudio, los investigadores tenían datos completos sobre 59 personas. Hallaron una reducción significativa en la inflamación de las encías entre las personas que tomaban 80 mg de atorvastatina, en comparación con los que tomaban la dosis de 10 mg. Los cambios comenzaron incluso cuatro semanas después de que los pacientes comenzaran a tomar la dosis más alta del fármaco.

Hubo una reducción más significativa en la inflamación de las encías entre las personas que tenían una enfermedad de las encías más grave al inicio del estudio y que tomaron la dosis más alta de la estatina. Los investigadores también hallaron que una reducción en la inflamación de las encías se correlacionaba con una reducción en la inflamación de los vasos sanguíneos.

"En realidad los que se beneficiaron fueron los que tomaron las dosis más altas de estatinas", anotó Tawakol. Pero "no recomendaría el uso de estatinas fuera de las directrices actuales", añadió. "Consideramos que este ensayo es una prueba de principio. Nuestros hallazgos deben ser confirmados en un ensayo clínico de mayor tamaño".

Aún así, dijo, hay poco daño en decirles a las personas que cuiden sus encías. "Los pacientes con una enfermedad cardiaca reconocida y enfermedad de las encías deben evaluar y tratar sus encías", enfatizó Tawakol.

Blaha se mostró de acuerdo en que es demasiado pronto para cambiar las directrices de la práctica para tratar los factores de riesgo de la enfermedad cardiaca o la enfermedad de las encías.

Pero "este estudio y otros tienen implicaciones tremendas", dijo Blaha. "Nunca hemos contado con un fármaco que funcione tan bien para tantos grupos distintos de pacientes".

Más información

Para más información sobre las estatinas, visite la Biblioteca Nacional de Medicina de EE. UU.


Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com

© Derechos de autor 2013, HealthDay

logo

Derecho de Autor © 2014 ScoutNews, LLC. Todos los derechos reservados.


Los artículos de HealthDayNews se derivan de varias fuentes noticieras y no reflejan la política federal. healthfinder.gov no endosa las opiniones, productos o servicios que pueden aparecer en las historias noticieras. Para más información sobre asuntos de la salud en las noticias, visite noticias de la salud de healthfinder.gov.