(FUENTES: W. Katherine Yih, Ph.D., M.P.H., lecturer, Harvard Medical School and Harvard Pilgrim Health Care Institute, Boston; Roya Samuels, M.D., pediatrician, Cohen Children's Medical Center, New Hyde Park, N.Y., Jan. 14, 2014, New England Journal of Medicine, online)

Vinculan una vacuna infantil común con un ligero aumento del riesgo de una complicación intestinal- healthfinder.gov

Skip Navigation

Vinculan una vacuna infantil común con un ligero aumento del riesgo de una complicación intestinal

Pero las probabilidades de la complicación son mucho más bajas que con la vacuna anterior contra el rotavirus, muestran unos estudios

Por Kathleen Doheny
Reportero de Healthday

MARTES, 14 de enero de 2014 (HealthDay News) -- Unas vacunas más recientes que protegen contra el rotavirus conllevan unos riesgos más bajos de obstrucción intestinal en los bebés que la vacuna anterior, sugieren dos nuevos estudios.

"Lo llamaríamos un aumento pequeño en el riesgo", apuntó W. Katherine Yih, profesora de la Facultad de Medicina de la Universidad de Harvard, que lideró uno de los estudios que examinaron los riesgos.

El rotavirus puede provocar una gastroenteritis grave en los bebés, que amerita hospitalización. La afección conlleva la inflamación del estómago y de los intestinos, y sus síntomas principales son una diarrea aguada y vómitos, según los Centros para el Control y la Prevención de las Enfermedades (CDC) de EE. UU.

Los beneficios de la vacuna contra el rotavirus (la prevención de la infección viral y las hospitalizaciones de los bebés) superan el riesgo de la complicación intestinal, aseguró Yih. "En un periodo típico de cinco años tras un año típico de nacimientos, la vacuna probablemente previene más de 50,000 hospitalizaciones".

El equipo de Yih analizó el riesgo intestinal vinculado con una de dos vacunas contra el rotavirus que se hallan actualmente en el mercado. Yih observó la RotaTeq, que tiene licencia desde 2006. Un equipo de investigadores de los CDC y otras instituciones analizó el riesgo vinculado con la RotaTeq y otra vacuna en el mercado, Rotarix, que tiene licencia desde 2008.

Ambos estudios aparecen en la edición en línea del 14 de enero de la revista New England Journal of Medicine.

Una vacuna anterior, la RotaShield, se retiró del mercado de EE. UU. en 1999 debido al aumento en el riesgo del problema intestinal, llamado intususcepción.

La vacuna RotaShield conllevaba un riesgo de alrededor de uno a dos casos de obstrucción intestinal por cada 10,000 vacunados, anotó Yih. En su estudio, observó casi 1.3 millones de dosis de RotaTeq y halló que la vacuna se vinculaba con alrededor de 1.5 casos del problema intestinal por cada 100,000 primeras dosis. Esto equivale a alrededor de una décima del riesgo de la RotaShield, señaló.

En cuanto a Rotarix, no hubo suficientes dosis en su estudio para analizar el riesgo, añadió Yih.

En el otro estudio, el investigador Eric Weintraub, de la Oficina de Seguridad de las Inmunizaciones de los CDC, y sus colaboradores no hallaron un mayor riesgo de problemas intestinales con RotaTeq. Sí hallaron que recibir dos dosis de la vacuna Rotarix se vinculaba con 5.3 casos de obstrucción intestinal por cada 100,000 bebés vacunados.

Ambas vacunas se administran por vía oral. RotaTeq requiere tres dosis, dadas entre las 6 y las 32 semanas de edad. Rotarix requiere dos dosis, dadas entre las 6 y las 23 semanas.

Los riesgos se deben sopesar contra los beneficios, dijo Yih. "La vacuna es muy efectiva en la prevención de la diarrea grave", aseguró.

La Dra. Roya Samuels, pediatra del Centro Médico Pediátrico Cohen, en New Hyde Park, Nueva York, dijo que se necesita más investigación para determinar con exactitud cuál es el riesgo.

Afirmó que estos hallazgos no son motivo para prescindir de ni negarse a recibir la vacuna, y también citó los beneficios de prevenir la infección viral.

"Si fuera la madre de un bebé, no la rechazaría", afirmó la investigadora Yih respecto a la vacuna. "Lo haría por proteger a mi hijo, y a los que no pueden recibirla por tener problemas inmunes". Apuntó que entre los que tienen sistemas inmunitarios débiles se hallan los niños que se someten a ciertos tratamientos para el cáncer.

No hay forma de saber si algunos niños tienen una mayor vulnerabilidad al problema intestinal tras recibir la vacuna, comentó Samuels. Yih halló que hay más probabilidades del problema tras la primera dosis de RotaTeq.

Los padres pueden conocer los síntomas posibles, planteó Samuels. "Si nota que su hijo está incómodo, que levanta las rodillas hacia el pecho, que tiene cólico severo o sangre en las heces (cualquiera de estos síntomas) en un plazo de siete días tras la administración de la vacuna contra el rotavirus, [esto] amerita una visita a la sala de emergencias", enfatizó.

Más información

Para más información sobre el rotavirus, visite los Centros para el Control y la Prevención de las Enfermedades de EE. UU.


Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com

© Derechos de autor 2014, HealthDay

logo

Derecho de Autor © 2014 ScoutNews, LLC. Todos los derechos reservados.


Los artículos de HealthDayNews se derivan de varias fuentes noticieras y no reflejan la política federal. healthfinder.gov no endosa las opiniones, productos o servicios que pueden aparecer en las historias noticieras. Para más información sobre asuntos de la salud en las noticias, visite noticias de la salud de healthfinder.gov.