(FUENTE: Oxford University, news release, May 15, 2014.)

Los científicos están más cerca de encontrar las células madre que podrían provocar el cáncer- healthfinder.gov

Skip Navigation

Los científicos están más cerca de encontrar las células madre que podrían provocar el cáncer

Los investigadores afirman que una célula tumoral rara y única parece ayudar a una forma de cáncer de sangre a mutar y a propagarse

JUEVES, 15 de mayo de 2014 (HealthDay News) -- Aunque el propio concepto de células madre cancerosas ha sido controvertido, una nueva investigación aporta pruebas de que existe este tipo distinto de células en los seres humanos.

Mediante el uso de un rastreo genético, los investigadores descubrieron que la mutación de un gen vinculado con el desarrollo del cáncer puede rastrearse hasta las células madre cancerosas. Estas células están en el origen del cáncer y son responsables de respaldar el crecimiento y la progresión de la enfermedad, informan los científicos.

Las células madre cancerosas pueden reponerse a sí mismas y producir otros tipos de células cancerosas, exactamente como las células sanas producen otras células normales, explicaron los autores del estudio británicos y europeos.

"Es como tener dientes de león en el césped. Puede quitar todos los que quiera, pero si no extrae las raíces, volverán a salir", afirmó en un comunicado de prensa de la Universidad de Oxford el primer autor del estudio, el Dr. Petter Woll, del Instituto de Medicina Molecular MRC Weatherall de la universidad.

Los investigadores, dirigidos por un equipo de científicos de la Oxford y del Instituto Karolinska de Suecia, dijeron que los hallazgos podrían tener implicaciones significativas para el tratamiento del cáncer. Explicaron que al dirigirse a las células madre cancerosas, los médicos no solo podrían deshacerse del cáncer del paciente, sino también evitar que cualquier célula cancerígena restante mantenga la enfermedad.

El estudio, publicado el 15 de mayo en la revista Cancer Cell, contó con 15 pacientes a los que se había diagnosticado síndromes mielodisplásicos (SMD), un tipo de cáncer que a menudo se desarrolla hasta convertirse en leucemia mieloide aguda, una forma de cáncer de sangre.

Los investigadores examinaron las células cancerígenas de la médula ósea de los pacientes. Además, se monitorizó a lo largo del tiempo a cuatro de los pacientes. A un paciente se le dio seguimiento durante 2 años. A dos pacientes se les siguió durante 30 meses y a otro paciente se le monitorizó durante 10 años.

Según los investigadores, en los estudios anteriores en que se señalaba la existencia de células madre cancerosas, muchos consideraron que las pruebas de laboratorio que se usaron para identificar estas células no eran fiables.

Sin embargo, "en nuestros estudios evitamos el problema de las pruebas de laboratorio no fiables al rastrear el origen y el desarrollo de las mutaciones provocadas por el cáncer en los pacientes de SMD", explicó el líder del estudio, Sten Eirik Jacobsen, de la Unidad de Hematología Molecular MRC de Oxford, y del Instituto de Medicina Molecular Weatherall.

Según la investigación, un grupo distinto de células de los SMD tenían todas las características de las células madre cancerosas, y solo estas células cancerosas en particular parecían ser capaces de provocar la propagación del tumor.

Los investigadores añadieron que este subgrupo de células madre de los SMD era raro, pero podían reponer a otras células cancerosas de los SMD. También eran el origen de todas las mutaciones genéticas que provocaban que la enfermedad progresara.

"Se trata de evidencias concluyentes de la existencia de células madre cancerosas en los síndromes mielodisplásicos", concluyó Woll. "Hemos identificado un subgrupo de células cancerosas, hemos mostrado que estas células raras son de forma invariable las células en las que se origina el cáncer y también son las únicas células que propagan el cáncer en los pacientes. Se trata de un paso muy importante porque sugiere que si se quiere curar a los pacientes, será necesario dirigirse a estas células y eliminaras en el origen del cáncer; eso sería suficiente, eso lo conseguiría".

Aunque los hallazgos no ofrecen ningún nuevo tratamiento contra el cáncer, los autores del estudio creen que pueden ayudar a los científicos a elaborar tratamientos más eficaces que se dirijan de forma específica a las células madre cancerosas.

Pero hicieron hincapié en que este estudio en concreto identificó solo las células madre de los SMD; las otras formas de cáncer quizá tengan un grupo único de células madre que funcionen de forma diferente, dijo el equipo.

"Tenemos que comprender mejor lo que hace que estas células madre cancerosas sean únicas, lo que les hace ser distintas a todas las demás células cancerosas", indicó Woll. "Si podemos encontrar vías biológicas que estén desreguladas de forma específica en las células madre cancerosas, quizá podríamos dirigirnos a ellas con nuevos medicamentos".

Más información

Los Institutos Nacionales de la Salud de los EE. UU. ofrecen más información sobre las células madre.


Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com

© Derechos de autor 2014, HealthDay

logo

Derecho de Autor © 2014 ScoutNews, LLC. Todos los derechos reservados.


Los artículos de HealthDayNews se derivan de varias fuentes noticieras y no reflejan la política federal. healthfinder.gov no endosa las opiniones, productos o servicios que pueden aparecer en las historias noticieras. Para más información sobre asuntos de la salud en las noticias, visite noticias de la salud de healthfinder.gov.