(FUENTES: Jyoti Patel, M.D., spokeswoman, American Society of Clinical Oncology (ASCO), and oncologist, Robert H. Lurie Comprehensive Cancer Center of Northwestern University, Chicago; Harold Burstein, M.D., Ph.D., ASCO spokesman and oncologist, Dana-Farber Cancer Institute, and associate professor, Harvard Medical School, Boston; Katherine Chiang, fourth-year medical student, Case Western Reserve School of Medicine, Cleveland; June 1-4, 2014, presentations, American Society of Clinical Oncology annual meeting, Chicago)

Los pacientes de Medicaid reciben una peor atención para el cáncer, plantean unos estudios- healthfinder.gov

Skip Navigation

Los pacientes de Medicaid reciben una peor atención para el cáncer, plantean unos estudios

Los investigadores hallaron que las pruebas de detección y los tratamientos no eran tan buenos como los de los pacientes con un seguro privado

Por Dennis Thompson
Reportero de Healthday

MIÉRCOLES, 4 de junio de 2014 (HealthDay News) -- Los pacientes de Medicaid parecen recibir una atención peor para el cáncer que las personas que pueden costearse un seguro privado, según tres estudios recientes.

Los cubiertos por Medicaid, el plan sanitario federal para las personas con ingresos bajos, son menos propensos a que su cáncer se detecte en una fase más temprana y tratable. Los pacientes de Medicaid también son más propensos a morir del cáncer que las personas con seguro privado, hallaron los investigadores.

Es probable que muchos factores contribuyan a esto, incluso el hecho de que los pacientes de Medicaid con frecuencia no tienen experiencia para navegar el sistema de atención médica, señaló la Dra. Jyoti Patel, oncóloga del Centro Oncológico Integral Robert H. Lurie de la Universidad de Northwestern, en Chicago.

"La investigación ha mostrado que podemos hacer pruebas preventivas a más pacientes, pero que se pierden en el camino hacia el tratamiento. No les damos un acceso completo a la terapia curativa", lamentó Patel, quien también es vocera de la Sociedad Americana de Oncología Clínica (American Society of Clinical Oncology, ASCO). "Debemos hacer un mejor trabajo de asegurar que las personas que no son hábiles o no pueden defenderse a sí mismas tengan ayuda disponible".

Cada uno de los tres estudios se enfocó en un tipo distinto de cáncer y en cómo el seguro afecta las pruebas de detección o la atención de los pacientes. Todos fueron presentados esta semana en la reunión anual de la Sociedad Americana de Oncología Clínica, en Chicago.

El primero fue sobre el linfoma de Hodgkin. Investigadores de la Universidad de Tennessee, en Memphis, revisaron datos de 6,395 pacientes tratados por ese cáncer entre 2007 y 2010.

Los médicos tenían más probabilidades de detectar el linfoma de una persona en una etapa más temprana si contaba con seguro privado. Alrededor del 59 por ciento de las personas con seguro privado recibieron un diagnóstico antes de que el cáncer tuviera la oportunidad de propagarse por su cuerpo, en comparación con el 50 por ciento de los pacientes de Medicaid.

Los pacientes de Medicaid eran menos propensos a recibir radioterapia, ya que apenas el 35 por ciento se sometieron a esa terapia, frente al 43 por ciento de los pacientes con seguro privado.

Y por último, los pacientes con seguro privado eran más propensos a sobrevivir, dado que el 84 por ciento sobrevivieron a su linfoma, frente al 71 por ciento de los pacientes de Medicaid.

Los resultados de un segundo estudio sobre casos de melanoma fueron similares.

Investigadores de la Escuela de Medicina Case Western en Cleveland revisaron datos de 31,957 pacientes tratados por melanoma entre 1996 y 2009 en Ohio.

Hallaron que los pacientes tenían 2.5 veces más probabilidades de ser diagnosticados con melanoma en etapa tardía si estaban cubiertos por Medicaid, apuntó la autora líder, Katherine Chiang, estudiante de medicina de cuarto año de la Case Western.

En el último estudio, los investigadores hallaron que las mujeres de Chicago eran menos propensas a recibir técnicas médicamente avanzadas para diagnosticar el cáncer de mama si tenían Medicaid o Medicare, el programa gubernamental de seguro para los estadounidenses mayores.

Apenas el 47 por ciento de las pacientes de Medicaid o Medicare recibieron una IRM de los senos, frente al 81 por ciento de las que tenían seguro privado, hallaron los investigadores.

La biopsia con aguja gruesa guiada por imágenes, que utiliza escáneres de imagen para guiar la aguja al sitio del cáncer sospechado, tuvo unas diferencias similares en utilización: un 25 por ciento de las pacientes de Medicaid o Medicare realizaron esta prueba, en comparación con el 81 por ciento de las pacientes con seguro privado.

Los motivos de una peor atención para el cáncer de los pacientes de Medicaid son complejos, según voceros de la ASCO.

Con frecuencia, los pacientes tienen más problemas para encontrar un médico u hospital que participe en Medicaid, porque el programa tradicionalmente no ha pagado tan bien como Medicare o como el seguro privado por los servicios médicos, señalaron Patel y el Dr. Harold Burstein. Burstein es vocero de la ASCO y oncólogo del Instituto Oncológico Dana-Farber en Boston, así como profesor asociado de la Facultad de Medicina de la Universidad de Harvard.

Encima de esto, los participantes de bajos ingresos de Medicaid tienen problemas vitales que pueden impedir la atención del cáncer, como no poder desplazarse hasta el médico o dejar de ir al trabajo para ir a una cita, añadieron Patel y Burstein.

Los pacientes de Medicaid también tienden a tener más problemas de salud en general, lo que significa que podrían postergar una prueba del cáncer para enfocarse en enfermedades crónicas como la enfermedad cardiaca o la diabetes, anotó Chiang.

Más personas que nunca están cubiertas por Medicaid o el Programa estatal de seguro médico para niños. 4.8 millones de personas se han inscrito desde que abrieron los mercados de la Ley del Cuidado de Salud a Bajo Precio en octubre de 2013. Actualmente, un total de 64.6 millones de personas de bajos ingresos están cubiertas por los programas federales de seguro de salud.

Los médicos esperan que un mayor acceso a Medicaid bajo la Ley del Cuidado de Salud a Bajo Precio mejorará la atención que los pacientes reciben. La ley también incluye una cláusula que aumenta el pago por los servicios de Medicaid, en un esfuerzo por atraer a más médicos y hospitales al programa.

"Lo que hemos visto en Massachusetts es que muchos más pacientes tienen cobertura", apuntó Burstein. "Muchas personas que han estado fuera del sistema tradicional de atención médica entraron al sistema y comenzaron a recibir atención, y creo que ha sido bueno para ellas".

Pero esos nuevos pacientes siguen teniendo problemas para obtener atención para el cáncer, lamentó Patel. Incluso los que realizan pruebas de detección para el cáncer con frecuencia se pierden en el sistema antes de poder recibir tratamiento.

Patel aconseja el uso de "navegadores de enfermería" que pueden funcionar como gestores de la atención de los pacientes de Medicare, guiando su atención y aconsejándoles a través del complejo proceso del tratamiento para el cáncer.

"Simplemente pagar la atención médica y realmente mostrarles a las personas cómo avanzar son dos cosas distintas", planteó Patel. "Cuando hablamos sobre la equidad en la atención médica, esto es una parte indispensable".

Más información

Para más información sobre Medicaid y su funcionamiento, visite la Kaiser Family Foundation.


Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com

© Derechos de autor 2014, HealthDay

logo

Derecho de Autor © 2014 ScoutNews, LLC. Todos los derechos reservados.


Los artículos de HealthDayNews se derivan de varias fuentes noticieras y no reflejan la política federal. healthfinder.gov no endosa las opiniones, productos o servicios que pueden aparecer en las historias noticieras. Para más información sobre asuntos de la salud en las noticias, visite noticias de la salud de healthfinder.gov.